+56977560013 contacto@jvcoach.cl
Seleccionar página

CÓMO MOSTRAR UNA CASA PARA VENDERLA RÁPIDO

mostrar una casa

¿Te preocupa que has mostrado tu propiedad muchas veces y no has concretado la venta? Te entendemos. Mientras más pasa el tiempo, hay menos probabilidades de vender ya que el inmueble se “quema en el mercado”. En este artículo te contaremos las claves para mostrar una casa en venta y conseguir el mejor resultado en tiempo récord. ¡Toma nota, aplícalas y prepárate para que tu propiedad conquiste a los posibles compradores!

Planifica el día y la hora

Prefiere la jornada diurna. La luz natural permite destacar las características físicas del inmueble y su decoración. Si la vivienda es muy oscura, abre persianas y cortinas o asegúrate de contar con suficiente luz artificial. Las propiedades poco iluminadas hacen pensar que estás ocultando algo.

Definir con anticipación el horario de mostrar una casa marcará enormemente la diferencia. Cada vivienda tiene la posibilidad de “brillar” a una hora específica del día. ¿Cómo saber el mejor momento de la tuya? Fíjate en la orientación y las horas de luz natural.

En general, si la propiedad está ubicada al Norte, estará iluminada durante todo el día. Mientras que, si su orientación es al Sur, no recibirá luz directa del sol, así que lo mejor es mostrarla antes de que empiece a oscurecer, pero no muy temprano en la mañana porque el ambiente estará bastante frío.

En tanto, si la ubicación es al Oriente, los rayos de sol ingresarán solo por la mañana. Este sería el momento perfecto para mostrar tu casa en venta. Finalmente, si la orientación es Poniente, la iluminación directa será durante la tarde.

Todas las orientaciones tienen pros y contras. Como no puedes intervenir en la ubicación de la propiedad, te recomendamos indagar sobre los intereses y necesidades del cliente para que puedas contarle cómo le beneficia la orientación de tu inmueble.

Decoración neutral

Como te comentábamos, hay cosas en las que no puedes influir: la superficie de la propiedad, la orientación, la zona donde está emplazada, entre otros. Así que tienes que poner todo tu empeño en las que sí dependen de ti. La decoración es una de ellas.

Lo básico en decoración es despersonalizar los espacios, de manera que el interesado pueda imaginarse viviendo allí. Para ello, retira los artículos personales como fotos familiares, diplomas, peluches, etc. Y procura organizar los elementos a gusto del cliente objetivo. En este artículo te damos algunas recomendaciones para definir a tu buyer persona.

Para ayudarte a potenciar la decoración, haz un recorrido por la vivienda tal como si fueses el comprador. ¿Qué es lo primero que percibes al entrar? Si no es agradable, haz cambios. Empieza por eliminar los elementos innecesarios; todo debe ser funcional o aportar algo a la estancia. Además, mientras más neutra esté la casa, más espaciosa se verá. Consulta ideas de decoración en Pinterest.

Limpia, limpia, limpia

La primera regla al mostrar una casa en venta es causar una buena primera impresión. Aunque no lo creas, muchos propietarios olvidan algo tan básico como mantener las estancias, pisos, persianas y cristales limpios.

La limpieza importa -e importa mucho-. Esto también debe aplicarse a las oficinas, terrenos o locales comerciales en venta. En este sentido, asegúrate de que todo brille y revisa también el funcionamiento de puertas, ventanas, grifos, persianas y luces.

Haz que tu casa de la bienvenida al comprador. Airea todas las habitaciones, mantén una temperatura agradable, sube las persianas y elimina los malos olores. Incluso puedes hacer más acogedora la vivienda con una música suave de fondo y un ambientador de limón, menta o jazmín. Estas fragancias generan sensación de limpieza.

Con el Entrenamiento de Coaching Inmobiliario Extremo aprenderás todos los secretos de los profesionales para mostrar una casa y venderla rápidamente

Deja tu mascota con un amigo

Hay personas alérgicas o que no soportan a los animales. ¿Será tu potencial comprador una de esas? Lo mejor es que evites posibles sorpresas -o problemas-, dejando a tu compañero peludo en casa de algún familiar, amigo o vecino mientras te dedicas a mostrar la casa.

Recuerda que si tienes una mascota, siempre va a oler a ella. Especialmente si es un perro -su aroma es mucho más fuerte-. Hay métodos sencillos que pueden ayudarte a disminuir o quitar el olor: utiliza vinagre de manzana para limpiar y trapear los pisos, o espolvorea bicarbonato de sodio en los lugares que más frecuenta. Retíralo al día siguiente y ten cuidado de que tu mascota no se acerque al bicarbonato ya que podría ser perjudicial.

También te recomendamos que haya poca gente en la vivienda para que el interesado no se sienta cohibido durante el recorrido.

Documentos e información

Tener a mano toda la documentación de la propiedad hablará muy bien de ti como propietario y le dará seguridad al potencial comprador al momento de tomar una decisión. Muéstrale las boletas de los servicios al día: agua, luz, gas, electricidad, gastos comunes.

Tampoco olvides entregar detalles relevantes sobre el entorno y la vivienda, tales como una descripción del sector, beneficios de cada espacio, posible utilidad las habitaciones o estancias, remodelaciones recientes, aspectos legales de la propiedad.

Prepara un guion

Las casas no se venden solas. Hay muchas cosas que puedes hacer para conseguir que la propiedad le guste al potencial comprador. Una de ellas es capacitarte para venderla. Lo mejor que puedes hacer es tomar nuestro curso de Coaching Inmobiliario Extremo, que además tiene 50% de descuento.

Ten presente que mostrar una casa para venderla no solo es contar las características del inmueble, sino vender sus ventajas y beneficios. Por eso debes elaborar un plan y tener preparado un guion con el orden de cómo mostrarás la propiedad, qué responderás ante las preguntas más comunes, y las preguntas que tú formularás para mantener una conversión fluida durante la visita. Nunca improvises.

Conclusiones

Aprender a mostrar una casa es clave para hacer una buena venta. Cualquier pequeño error se paga y normalmente se paga con el precio. Al retrasarse la venta, deberás bajar el precio, o si no sabes negociar también tendrás que bajarlo.

Los potenciales clientes suelen tomar una decisión cuando visitan la propiedad, por lo que debes hacer de esta experiencia la mejor. No es una actividad fácil. De hecho, en este artículo abarcamos solo una parte de las claves para mostrar una casa. Más adelante entregaremos otras recomendaciones.

Esperamos que puedas aprovechar estos consejos y demuestres a los interesados que tu propiedad en venta es una muy buena oportunidad. ¡Éxito con el cierre!

Quizás también te interese leer…

  Quiero saber más

Completa el formulario y te contactaremos

7 + 2 =

ENVIAR MENSAJE
¡Contáctanos!
¿En qué podemos ayudarte?