+56977560013 contacto@jvcoach.cl
Seleccionar página

FOTOGRAFÍA INMOBILIARIA: 8 TIPS PARA TOMAR FOTOS PROFESIONALES DE CASAS

fotografia inmobiliaria

Aprende a tomar fotos profesionales de tu casa y vende en tiempo récord con estos 8 trucos de fotografía inmobiliaria que te enseñamos hoy.

La gente no tiene tiempo. Por eso cuando una persona busca una casa, mira decenas de inmuebles en los portales a gran velocidad. Una foto principal destacada conseguirá captar su interés y lo llevará a hacer clic. Logra que los pocos segundos en los que vea tu propiedad hagan la diferencia gracias a una buena fotografía inmobiliaria.

También te podría interesar leer estos 5 consejos que te ayudarán a vender una casa sin intermediarios

Equipo necesario para fotografía inmobiliaria

Lo mejor sería tener una cámara réflex (DSLR) para tomar las mejores fotografías inmobiliarias, sin embargo, hoy no centraremos en elementos al alcance de todos.

  • Un smartphone gama media. No te obsesiones con los megapíxeles, hay cosas más importantes como la apertura del lente, el autofoco a través del láser, la calidad del sensor, el estabilizador óptico, entre otros.
  • Trípode: para garantizar el menor movimiento y desenfoque al capturar imágenes.
  • Equipo de iluminación: si hay condiciones de baja iluminación.

Si prefieres optar por una cámara réflex, lo más importante es el sensor. El sensor de una cámara es lo que absorbe la luz y la convierte en una imagen, y, cuanto más grande sea, mejor. Con un sensor full frame podrás hacer encuadres mayores en espacios reducidos.

1. Planifica la sesión

Establece un plan para tu reportaje fotográfico. Piensa, ¿qué te gustaría ver de una propiedad si fueras el comprador? ¿Cuáles son los elementos diferenciadores de la casa? Estas preguntas te ayudarán a decidir los lugares a capturar y desde qué puntos podrás tomar las fotos para que la vivienda salga más favorecida.

Este proceso puede tomarte algo de tiempo, pero el resultado hará vender tu propiedad más rápido. Camina por los espacios para ayudarte.

También debes planificar la hora, ya que puede hacer la diferencia cuando trabajas con luz natural.

2. Ordena y despersonaliza

De nada sirve aprender a tomar fotografías si la casa no está limpia, ordenada y presentable. Esto incluye pintar alguna pared o hacer reparaciones de estancias que no estén óptimas para ser mostradas.

Aunque para ti todo luzca bien, puede que muchos objetos le quiten las ganas de vivir allí al futuro comprador. En este sentido, analiza cada estancia y elimina los elementos que no aporten nada a las fotos, como tus retratos familiares o los juguetes de los niños.

Tu casa debe lucir acogedora, armoniosa e impersonal. No sobrecargues los espacios.

3. Luz natural

La mejor iluminación para fotografiar una casa para vender es la luz solar. Una estancia parece más amplia, confortable, limpia y nueva si tomas las fotografías durante las horas más soleadas del día. Eso sí, prefiere el momento en que la luz no entra de lleno por las ventanas (en la mañana o al atardecer). Si es imposible, baja las persianas o utiliza cortinas.

Si agendaste un día para hacer tu reportaje fotográfico y está nublado, es preferible planificar una nueva fecha. Tampoco descartes el uso de lámparas. Hay luces indirectas que complementan el entorno y hacen más acogedores los espacios. El objetivo es que la iluminación tenga una apariencia natural.

Evita las fotografías con el sol de frente porque saldrán oscuras. Para combatir el contraluz puedes encender todas las luces de la habitación o utilizar una pantalla LED como iluminación artificial.

La fotografía inmobiliaria es de gran utilidad para vender una propiedad en tiempo récord

4. Evita el flash

El flash de la mayoría de los dispositivos móviles produce una luz demasiado dura, que no ilumina correctamente y genera sombras muy marcadas. Evita usarlo. Especialmente cuando fotografíes el baño o la cocina, porque aparecerán reflejos o destellos en las superficies de cristal, metal o mármol.

Modifica manualmente ciertos parámetros de tu cámara, como aumentar el ISO (la sensibilidad que tiene el sensor cuando percibe la luz), para tomar mejores fotos en condiciones de poca luz; pero recuerda que cuanto más alto sea, mayor ruido aparecerá en la foto. También puedes utilizar una velocidad de obturación más lenta o abrir más el diafragma de tu cámara.

Si con todo esto el flash es necesario, úsalo como relleno y rebótalo en el techo o en las paredes para suavizar la luz.

5. Gran angular

Si quieres fotos profesionales, el objetivo gran angular es la opción perfecta para recoger un amplio espacio desde una distancia de enfoque reducida.

También te aconsejamos variar los ángulos de toma para obtener resultados más naturales. Intenta sacar fotografías a la altura de los ojos para reflejar la vista que tendrán las personas al entrar en las habitaciones.

Por otro lado, debes saber que las fotografías horizontales dan una mayor sensación de amplitud y las líneas verticales de las esquinas de paredes, ventanas, sillas, mesas, entre otros, siempre deben aparecer rectas para dar la sensación de orden y simetría.

6. Usa el trípode

Las fotografías “a pulso” suelen salir movidas y para vender una casa en tiempo récord necesitamos ir por la perfección.

El trípode facilita el trabajo fotográfico porque permite mantener la cámara fija mientras le aplicamos tiempos de exposición muy largos, evita que las imágenes queden torcidas o inclinadas, y ayuda a conseguir fotografías con más luz y nitidez.

Si no cuentas con un trípode, puedes usar otro soporte, como una pared o mueble que te ayude a apoyar la cámara.

7. Cuida la composición

Distribuir los elementos correctamente en los espacios es el principio de cualquier fotografía. Puedes ayudarte con la regla de los tercios.

Esta técnica consiste en dividir mentalmente una fotografía en tres tercios imaginarios, tanto horizontales como verticales. La imagen quedará dividida en 9 partes iguales y los cuatro puntos donde las líneas se interceptan son los adecuados para determinar el o los centros de interés de la foto. La idea es romper con la costumbre de colocar al elemento protagonista en el centro del encuadre para generar mayor interés en el espectador.

Intenta situar los elementos clave de una estancia, como ventanas, esquinas o cuadros en las intersecciones de las líneas imaginarias.

Si es necesario, reordena las habitaciones o juega con objetos como cojines o lámparas para conseguir equilibrio. Aprovecha de mostrar los detalles que aportan información adicional sobre la calidad de la vivienda, como los materiales de la bañera o de los topes.

8. Un poco de edición

Conocer las técnicas para tomar mejores fotografías minimiza el tiempo de edición, pero este punto no debe descartarse. Ya que te ayudará a convertir tus fotos en imágenes extraordinarias.

Algunos tips para la edición son:

  • Incrementar el brillo y mejorar el contraste para aportar más vida a los espacios.
  • Reducir las iluminaciones y subir las sombras.
  • Realzar los colores aumentando un poco la saturación.
  • Recortar la fotografía si hay elementos innecesarios.
  • Si usaste luz artificial, ajustar la temperatura de color ayudará a darle un tono más cálido a la foto.

Tomar buenas fotografías requiere práctica y esfuerzo. Estos consejos te ayudarán a hacerlo lo mejor posible para vender tu propiedad más rápido. Si crees que no tienes tiempo para la fotografía inmobiliaria o te resulta demasiado complicado, nunca está de más contratar a un profesional. Consulta los servicios de nuestro partner: IMAN.

¿Tienes más dudas? Únete a nuestra comunidad y recibe tips probados para vender más rápido tu inmueble. ¡Te esperamos!

Quizás también te interese leer…

  Quiero saber más

Completa el formulario y te contactaremos

1 + 11 =

ENVIAR MENSAJE
¡Contáctanos!
¿En qué podemos ayudarte?