+56977560013 contacto@jvcoach.cl
Seleccionar página

LEY DEL MONO: ¿CUÁNTO SE PAGA POR REGULARIZAR UNA AMPLIACIÓN?

cuánto se paga por regularizar una ampliación

En este artículo ya te explicamos cómo puedes regularizar las modificaciones hechas a tu vivienda sin previo permiso municipal mediante la Ley N° 20.898, comúnmente conocida como Ley del Mono. Esta vez, queremos ayudarte a determinar cuánto se paga por regularizar una ampliación. Para ello, debes conocer en qué consisten los Derechos Municipales. Sigue leyendo y entérate.

¿Qué son los Derechos Municipales?

Son un pago que se realiza a las Municipalidades al ingresar un expediente en la Dirección de Obras respectiva. La Ley General de Urbanismo y Construcciones (LGUC) es quien fija el pago de este derecho a la Municipalidad por su labor de revisar, inspeccionar y recepcionar las solicitudes y antecedentes de las distintas obras.

El pago no constituye impuesto y su costo dependerá del tipo de obra o gestión que se realizará.

¿Cuánto se paga por regularizar una ampliación?

Para calcular con precisión los Derechos Municipales y determinar cuánto se paga por regularizar una ampliación, debes acudir a un profesional competente que reconozca los tipos y materiales de construcción, y aplique las Tablas de Costos Unitarios por Metro Cuadrado de Construcción, establecidas por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MINVU).

No obstante, a continuación te explicaremos cuáles son los pasos a seguir para calcular los Derechos Municipales.

Procedimiento para calcular los Derechos Municipales

Estos son los pasos a seguir para calcular los Derechos Municipales y saber cuánto se paga por regularizar una ampliación:

1. Definir el tipo de construcción

Se debe determinar cuál es el material predominante o el tipo de estructura de la obra. Te resumimos las clases existentes:

  • A: construcciones con estructura soportante de acero.
  • B: edificaciones con estructura soportante hormigón armado o mixta con acero.
  • C: construcciones con muros soportantes de albañilería de ladrillo, confinados entre pilares y cadenas de hormigón armado.
  • D: edificaciones con muros soportantes de albañilería de bloques o piedras, confinados entre pilares y cadenas de hormigón armado.
  • E: construcciones con estructura soportante de madera.
  • F: edificaciones de adobe, tierra, cemento u otros materiales livianos.
  • G: construcciones prefabricadas con estructura metálica.
  • H: edificaciones prefabricadas con estructura de madera.
  • I: construcciones de placas o paneles prefabricados de paneles de hormigón liviano, fibrocemento, paneles de poliestireno.

2. Determinar la categoría de la construcción

Para establecer diferencias entre las clases que mencionamos anteriormente, el MINVU establece 5 categorías basadas en la calidad, las cuales están definidas por el puntaje que obtiene la construcción, según sus características. Estas características toman en cuenta el diseño, estructura, instalaciones y terminaciones.

El puntaje lo determinan las Direcciones de Obras a través de la “Guía Técnica para determinar la Categoría (1 a 4) de las Construcciones”, emitida por el MINVU.

Cabe mencionar que los galpones, bodegas, hangares y edificios similares, son calificados como “Otras Construcciones”, por tratarse de edificaciones de materialidad mixta con características particulares. Para ellas, existen otros tipos de clasificaciones y categorías.

3. Fijar el costo por metro cuadrado

Teniendo el tipo y categoría de la construcción, debes buscar el valor del metro cuadrado en la Tabla de Costos Unitarios por Metro Cuadrado de Construcción.

4. Definir el presupuesto

Para ello, debes calcular los metros cuadrados de cada parte de la edificación. Obtendrás un subtotal en cada una. Estos subtotales deben multiplicarse por el costo por metro cuadrado que corresponde a cada parte según la Tabla de Costos Unitarios. Así, obtendrás el costo parcial de cada parte. Finalmente, debes sumar todos los resultados para calcular el presupuesto total de la edificación.

5. Calcular el total de Derechos Municipales

El presupuesto total de la obra se debe multiplicar por el porcentaje que indica el Artículo 130 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones.

Beneficios de la Ley del Mono en el pago de Derechos Municipales

Bajo el amparo de la Ley del Mono, los Derechos Municipales son rebajados proporcionalmente al valor de la vivienda de la siguiente forma:

  • Si la propiedad tiene un avalúo fiscal menor a 400 UF, se pagan los Derechos Municipales rebajados en un 75%.
  • Si la propiedad tiene un avalúo fiscal mayor a 400 UF y menor a 1.000 UF, se pagan los Derechos Municipales rebajados en un 50%.

Nota: Si la propiedad tiene un avalúo fiscal mayor a 1.000 UF, se pagan el 100% de los Derechos Municipales.

Excepción en el pago de Derechos Municipales

Hay dos situaciones en las que el trámite de regularización queda libre de pago de Derechos Municipales:

  • Cuando el propietario de la vivienda a regularizar tiene 65 años o más.
  • Cuando alguno de los residentes de la propiedad está inscrito en el Registro Nacional de la Discapacidad.

Cuota suplementaria de contribuciones de bienes raíces

Es importante que en cualquier operación de venta de una propiedad se acredite si existen obras de ampliaciones y que cuenten con la recepción final municipal. De allí que aproveches los beneficios de la Ley del Mono en caso de que tengas construcciones no regularizadas.

Adicional a lo que te hemos explicado respecto a cuánto se paga por regularizar una ampliación, cabe mencionar que la tasación de una nueva construcción o ampliación, cambio de destino de la propiedad u otras causas, puede generar cuotas suplementarias de contribuciones que deberás pagar a la Tesorería General de la República.

Si te corresponde pagar, recibirás la carta denominada Cobro Suplementario de Contribuciones y podrás realizar el trámite online con tu clave de Tesorería, Clave Única o clave tributaria del Servicio de Impuestos Internos.

Conclusión

Esperamos haberte ayudado a determinar cuánto se paga por regularizar una ampliación y cómo la Ley del Mono en general puede ayudarte a regularizar las modificaciones hechas a tu vivienda sin previo permiso municipal.

En cualquier caso, te recomendamos acudir a un profesional competente (arquitecto, constructor civil, ingeniero civil, ingeniero constructor), que pueda ayudarte a determinar con precisión el tipo y la categoría de la construcción, y si cumple con las normas de habitabilidad, seguridad, estabilidad e instalaciones interiores.

Por otro lado, si aún tienes dudas sobre cómo regularizar una ampliación para vender la propiedad, te recomendamos contactar a nuestro partner Grupo Premium Propiedades, quienes pueden asignarte un Agente Inmobiliario para gestionar todos los trámites que permitirán concretar la venta del inmueble en menos tiempo. ¡Éxito!

 

Quizás también te interese leer…

  Quiero saber más

Completa el formulario y te contactaremos

15 + 12 =

ENVIAR MENSAJE
¡Contáctanos!
¿En qué podemos ayudarte?